Curiosidades, trucos y más sobre el mundo del electrodoméstico

En Electrobueno nos preocupamos por ti, por tu bolsillo, por tanto, si eres de las personas que se preguntas ¿Qué puedo hacer para ahorrar en la factura de la luz? nosotros te traemos varios consejos para gastar menos en electricidad.

Cambia la potencia contratada.

La potencia eléctrica indica el número de electrodomésticos que pueden estar conectados al mismo tiempo sin sufrir un corte de luz.

Es muy importante revisar la cantidad de kilovatios que tenemos contratados en nuestro hogar. Asegúrate de tener contratada la potencia acorde con tus necesidades para no pagar más.

usar.

Para ello, es recomendable consultar tu histórico de consumo eléctrico y la potencia usada y posteriormente, contactar con tu compañía energética para cambiar la potencia contratada.

Adáptate a las horas más baratas de luz.

Debes de estar al corriente del precio medio y de las horas más baratas de consumo de luz para así poder ahorrar energía.

Aprovecha las horas más económicas para actividades como cocinar, poner lavadora, lavavajillas etc.

Utiliza bombillas LED.

La bombillas led consumen hasta un 80% menos de energía que las bombillas tradicionales, ya que transforman el 98€ de la energía en luz y el 2% en calor, por lo tanto consumir bombillas led, influirá en el ahorro de la factura de luz.

Desconecta los electrodomésticos en desuso.

Una de las claves para reducir el consumo de energía consiste en apagar los electrodomésticos en desuso en lugar de dejarlos en stand-by.

Este tipo de consumo fantasma puede suponer un despilfarro energético en tus facturas de la luz. ¡Tenlo en cuenta!

Utiliza electrodomésticos con alta eficiencia energética.

Aunque el precio de estos electrodomésticos suelen ser más elevados, consumen menos energía por tanto al final se nota en la factura de luz y ayudarás a proteger el medioambiente.

Para conocer si un electrodoméstico es eficiente, debemos fijarnos en la etiqueta energética, que se establece mediante clases o categorías. En el nuevo etiquetado se mantienen los colores verde, amarillo, naranja y rojo, que van de más a menos eficientes y se establece una nueva clasificación por letras de la A a las G.

De este modo, aunque su precio inicial sea más elevado, en realidad estás contribuyendo al ahorro de la factura de la luz.

 

¡Bienvenido al Blog de Electrobueno!