Curiosidades, trucos y más sobre el mundo del electrodoméstico

La vitrocerámica se ha vuelto el electrodoméstico imprescindible en nuestras cocinas, es uno de los que más usamos y también de los que más descuidamos, ya que no dedicamos mucho tiempo a la limpieza de la misma, le pasamos una bayeta húmeda y listo, pero no estamos haciendo una limpieza correcta del electrodoméstico.

Por eso en Electrobueno os vamos a dar unos trucos para mantenerla limpia y cuidada con productos de calidad. Además te daremos algunos consejos que harán que tu vitrocerámica dure mucho más tiempo en perfectas condiciones.

Factores que deterioran tu placa:

Si realizamos un uso incorrectos de la vitrocerámica hace que esta se vaya deteriorando y vaya perdiendo brillo del cristal. Muchos de los factores que van dañando poco a poco el electrodoméstico son cocinar a altas temperaturas, utilizar productos de limpieza que no son totalmente adecuados, dejar  salpicaduras de agua o aceite hirviendo entre otras.

Muchos de estos  factores son inevitables pero si quieres que tu vitrocerámica luzca reluciente, sigue estos consejos de limpieza.

¿Cómo limpiar bien la placa?

Si quieres que tu vitrocerámica de inducción dure más te recomendamos limpiarla después de cada uso, así nos aseguramos que estamos realizando los cuidados necesarios para mantenerla en estado óptimo.

Cuando vayas a limpiar la vitrocerámica asegúrate de que está apagada y fría.

Una vez que la placa está fría es aconsejable hacer una limpieza superficial con una bayeta húmeda para quitar las manchas blandas y trozos de comida. Hazlo en círculos para abarcar toda la superficie.

Seguidamente realiza una limpieza más a fondo contra la suciedad incrustada. Aquí es donde tienes que usar productos específicos para placas y Lo recomendable es dejar actuar el producto un par de minutos para que haga efecto y luego limpiarla con una bayeta o esponja suave, pero no utilices estropajos de aluminio, ya que puedes rayar la superficie de la placa.

Una vez que la hayamos limpiado, debemos secar bien toda la superficie con papel de cocina. 

Si  quieres un extra de brillo en tu placa puedes pasar una bayeta con la mezcla de vinagre y agua, así tu vitrocerámica lucirá brillante.

Recuerda que lo recomendable es limpiar la vitrocerámica cada vez que cocinemos porque nos va a resultar mucho más fácil la limpieza de la misma y es la mejor manera para mantener impecable la cocina.

Por cierto, si estás pensando en comprarte una vitrocerámica no dudes en visitar en Electrobueno  la sección de vitrocerámicas. 

¡No tienes excusa para no mantener vuestra vitrocerámica limpia y brillante! 

www.electrobueno.com

 

 

¡Bienvenido al Blog de Electrobueno!