Curiosidades, trucos y más sobre el mundo del electrodoméstico

¿CON CUANTAS FRIGORÍAS ESTOY A GUSTO?

 

El aire acondicionado es un electrodoméstico con una compra muy estacional. Además tiene un tipo de compra peculiar, ya que es un producto al que se suele recurrir con una relativa prisa, notablemente superior a la gente que viene necesitando un microondas por ejemplo. Esto se justifica en gran medida por la zona en que vivamos, y es que cuando llegan las épocas fuertes de calor, aquel que se haya quedado sin su aparato, o no tenga todavía uno, no va a encontrar un ventilador lo suficientemente grande como para cubrir la función del aparato de aire y es muy importante saber las frigorías que necesita según el lugar.

Esta necesidad tan intensa de un aparato de aire cuando viene el calor, nos hace darnos cuenta de lo importante que es elegir bien el nuestro. En esta ocasión vamos a responder entre otras, a una de las preguntas más frecuentes y relevantes a la hora de comprar, y es; ¿Cuántas frigorías necesito?

Analicemos las variables de las que depende:

 

  • TAMAÑO/ESPACIO

Esta es quizás la variable más útil. El aparato de aire no es simplemente una especie de ventilador que lo enchufas y expulsa frío, hay que tener en cuenta algo muy importante y es qué queremos enfriar. Para esto hay un cálculo más o menos generalizado, que consiste en multiplicar los metros cúbicos de la habitación o el espacio (lado x lado x altura) por 50. Con este cálculo obtenemos una cifra aproximada de las frigorías que necesitamos. De esta forma sabemos que para una habitación de unos 20 metros cuadrados por 3 de alto,  necesitaremos unas 3000 frigorías.

 

  • TIPO DE AIRE ACONDICIONADO

Ese “más o menos” se ajustara en función del tipo de aire del que dispongamos en casa. Cuando disponemos del central, en todas las habitaciones, no se suele necesitar tanta potencia porque el frío se distribuye de manera uniforma por toda la casa. Sin embargo cuando tenemos solo un aparato, y queremos enfriar un salón grande y alguna habitación, ahí si tenemos que intentar no quedarnos justos con la potencia del aparato. Con esto no hay problema porque hay tiendas especializadas en electrodomésticos que nos asesoran en la compra de aires acondicionados.

 

  • TIEMPO DE USO

La siguiente característica que hará que necesitemos más o menos frigorías será el tiempo de uso al que vamos a destinar nuestro aparato. Quizás no lo parece pero es una cuestión interesante a la hora de ajustar nuestro presupuesto, pues no vamos a gastarnos una fortuna en un aparato que vamos a poner solo durante 2 horas, y solo durante los fines de semana más calurosos que pasemos en una segunda vivienda por ejemplo. Por eso tenemos que ajustar la potencia y las características de los aires acondicionados al tiempo de uso que le vayamos a dar, porque no será lo mismo necesitarlo durante casi todo el día, para toda la casa, que necesitarlo puntualmente.

 

  • ZONA GEOGRAFICA

Lo último que tenemos que analizar es algo que teniendo algo de sentido común, nos saldría solo. Pero vamos a atender a esto por si acaso. Es importante conocer las características de las viviendas de cada zona, no sólamente su clima. Hay casas que tanto por los materiales como por la orientación que tienen, reciben más horas de sol, o retienen más el calor dentro de la construcción.

Pues esto es de vital importancia a la hora de elegir un aparato de aire acondicionado, porque hay ocasiones, sobre todo en el sur, en las que hay que escoger un aparato con más potencia de la que en principio se calcularían por el método que hemos explicado, ya que no basta con enfriar el aire de una habitación, sino que las paredes también irradian calor durante más tiempo y se necesitan más frigorías para enfriar una habitación con los mismos metros cuadrados que en una zona más norteña.

 

Como conclusión:

Hay que saber valorar la importancia de un buen aire acondicionado porque de él depende el bienestar en casa de muchos meses de calor, y tenemos que tener especial cuidado en tener cubiertas todas las variables pertinentes para que nuestro presupuesto se ajuste lo máximo posible a nuestras necesidades reales.

¡Bienvenido al Blog de Electrobueno!