Curiosidades, trucos y más sobre el mundo del electrodoméstico

El lavavajillas es un electrodoméstico de uso diario para limpiar los utensilios utilizados para comer, por eso es fundamental mantenerlo limpio y libre de restos de comida, grasa e impurezas. Por eso, Electrobueno se va a encargar de explicarte detalladamente cómo realizar una limpieza exhaustiva de tu lavavajillas.

Limpiar el filtro:

Es la parte del lavavajillas donde se acumula más suciedad. Se encuentra colocado en la zona inferior de la cubeta interior del lavavajillas.  Para su limpieza es suficiente con agua y jabón, pero si quieres una mayor limpieza, diluye esta mezcla con bicarbonato de sodio. Si la suciedad está muy incrustada, es recomendable dejarlo en remojo durante media hora con agua caliente, jabón y bicarbonato.

Luego sólo tienes que enjuagarlo bien y colocarlo de nuevo en su sitio.

Limpiar las bandejas:

Es importante limpiar la goma de la puerta del lavavajillas ya que ahí se pueden acumular restos de comida. Será suficiente con pasarle un paño húmedo y posteriormente, secarlo con papel de cocina para finalizar la limpieza.

Limpiar las aspas:

En función del tipo de lavavajillas las aspas se podrán abrir o no. En el caso de que se puedan abrir tienes que limpiar el interior con agua, jabón y desengrasante. Si no se puede desmontar, mételas en agua muy caliente con un poquito de jabón.

En ambos casos, tenemos que dejarlas secar antes de volver a introducirlas en el electrodoméstico.

Limpiar los conductos internos:

Se recomienda hacer esta limpieza una vez al mes. Para ello tenemos que recurrir a productos especiales los cuáles podrás encontrar en cualquier supermercado. Por lo tanto, lee las instrucciones que aparecen en el producto, y coloca el producto dentro del lavavajillas y programa el ciclo del lavado para que el electrodoméstico quede radiante.

Recomendación de trucos naturales para limpiar tu lavavajillas:

Limpiar el lavavajillas con vinagre:

Como sabes el vinagre tiene múltiples beneficios y entre otros, es un auténtico limpiador. Para ello tienes que encender tu lavavajillas con un ciclo de lavado largo a la máxima temperatura posible. Cuando lleve 10 minutos de lavado, interrumpe el ciclo, abre la puerta y vierte en el interior un vaso de vinagre blanco.

A continuación, activa de nuevo el lavado y deja que termine el programa completo.

Limpiar con Bicarbonato de sodio:

Una vez limpiado el lavavajillas, utiliza bicarbonato de sodio para refrescar el olor del mismo y darle una limpieza más profunda.

Para ello, espolvorea el bicarbonato de sodio en la parte de abajo del lavavajillas y luego programa un lavado corto a temperatura máxima.

¿Estás interesad@ en comprarte un lavavajillas?

En electrobueno contamos con los mejores electrodomésticos al mejor precio garantizado. Visita nuestra sección de lavavajillas y podrás ver con toda la variedad de productos que contamos.

¡Saludos!

¡Bienvenido al Blog de Electrobueno!