Curiosidades, trucos y más sobre el mundo del electrodoméstico

Si quieres hacer el mejor pan para estas navidades, ¡atento!

Ya es sabido que, durante las fiestas de Navidad, la mayoría de personas aprovechan para cocinar y probar nuevos platos. No es nada que cause sorpresa, pues está demostrado que durante estas fechas todos nos “pasamos” un poco con las cantidades de comida en nuestros platos y con las veces que comemos o picamos al día.

Por este motivo, hoy queremos enseñarte cómo realizar el mejor pan en casa, ahorrándote así las largas colas que se forman en los supermercados en este período de tiempo y, por qué no decirlo, también unos euros. Además, conseguiremos un producto mucho más sano y natural que el que podemos comprar en cualquier panadería o gran superficie.

Para ello, vamos a dejarte aquí la lista de ingredientes que necesitas y, más abajo, podrás encontrar el procedimiento. Verás que es mucho más fácil de lo que te imaginas.

Para una unidad de tamaño medio de pan normal necesitarás:

  • 350 gramos de harina de fuerza
  • 175 mililitros de agua
  • 20 mililitros de aceite de oliva
  • 15 gramos de levadura fresca
  • 6 gramos de sal

El procedimiento es el siguiente:

  1. Pon en un bol la harina, la sal, el agua, el aceite y la levadura fresca. Mézclalo todo en un bol con la mano. Cuando esté más o menos uniforme, pasa la masa a una superficie lisa enharinada y amasa.

Para amasar bien, estira la masa, dóblala hacia ti y gírala. Repite y sigue amasando de este modo unos 10 minutos, hasta tener una masa elástica. Este paso es muy importante para que la textura del pan sea la idónea.

 

  1. A continuación, dale a la masa forma de bola, ponla en un bol grande y tápala con papel film. Déjala reposar hasta que doble su volumen. Esto suele tardar una hora y media, aproximadamente.

 

  1. Cuando haya doblado su volumen, enharina una superficie y coloca de nuevo la masa. Presiona ligeramente para desgasificar. De esta forma conseguimos sacarle el aire y volver la masa a su volumen original.

 

Estira la masa, dobla los bordes hacia el centro y presiona ligeramente. Después, dobla la masa dándole forma de barra de pan (en el caso de que busques hacer una barra de mayor tamaño) y dale la vuelta para que el pliegue que acabamos de hacer quede hacia abajo.

 

  1. Tapa la masa con papel film y deja reposar de nuevo hasta que doble su volumen. Aprovecha los últimos minutos del segundo reposo de la masa para poner el horno a precalentar.

 

  1. Cuando haya reposado por segunda vez, realiza unos cortes diagonales en la parte superior del pan con un cuchillo de sierra.

 

  1. Mete el pan en el horno precalentado y la bandeja caliente. Hornea a 230ºC. Pasados 5 minutos, abre el horno y vierte medio vaso de agua en la parte inferior del horno. Cierra el horno. Pasados otros 5 minutos, vierte agua de nuevo y cierra. Baja la temperatura a 200ºC y déjalo hornear durante 1 hora.

 

  1. Saca el pan del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla.

 

¡Y listo! Ya tienes tu pan casero listo para disfrutar.

¡Bienvenido al Blog de Electrobueno!